Ejemplos de cómo YouTube puede ayudar a tu empresa

La audiencia mayoritaria de YouTube se compone de jóvenes que tienen entre 18 y 34 años.

Que el público millennial esté tan presente en YouTube es importante para las empresas. Porque, a diferencia de TikTok o de Instagram, redes con un público mucho más joven, en YouTube la mayoría de la audiencia sí tiene capacidad de compra y, además, confianza y medios para que sea una compra online.

Lo anterior por sí solo ya sería suficiente para justificar que una pyme se abriera un canal en YouTube, pero es que además hay unas cuantas ventajas más.

Conecta a tu pyme con personas que solo están allí

Hay un tipo de contenido en YouTube que solo encuentras ahí y que resume el grado de diversidad de las audiencias que se pasan por esta red social: los tutoriales. Puedes encontrar de todo, desde cómo maquillarse para Halloween hasta cómo armar una computadora a finales de los 80. Desde cómo aprender a tocar (o construir) cualquier instrumento hasta cómo practicar (y construir) en casa. tu gimnasio).

Miles de temas y nichos garantizan todo tipo de audiencias y clientes potenciales para tu pyme o comercio electrónico, sin importar dónde trabajes.

Problema

No saber ni por dónde empezar a hacer vídeos. Además de las dificultades y dudas habituales que surgen cuando se quiere hablar de la propia empresa en una red social, en YouTube sucede una complicación adicional: requiere de conocimientos técnicos superiores a los que tiene publicar un post o una foto.

Solución

Hay dos soluciones posibles. La primera, y mejor, es encargar los vídeos a un equipo profesional, pues conseguirá el mejor resultado posible.

La segunda, y más complicada, aunque probablemente más satisfactoria, es aprender a filmar videos cortos: guion, grabación y edición. Una enorme cantidad de contenido de YouTube es amateur, así que los usuarios de la red social no se asustan ante vídeos que claramente no son profesionales. De hecho, se premia la naturalidad

Ventajas

La naturalidad juega a favor de la empresa. Un vídeo que muestre a una persona simpática y franca, ya hable de zapatos, de juguetes infantiles o de inversiones, es una herramienta de venta potentísima. Para empezar, una imagen resulta mucho más reconocible e impactante en el cerebro humano que un texto o un jingle.

También está el factor emocional. La persona que aparezca en un vídeo va a generar una empatía con los usuarios de YouTube muy superior a la que se conseguiría con un texto, no hablemos ya con un banner u otra técnica publicitaria digital.

Riesgo

Que queden contenidos muy mejorables o que no se sepa de qué hablar y se termine subiendo vídeos corporativos aburridos.

Potencia contenidos que de verdad aportan valor

Imaginemos que ya tienes la cámara, el trípode, el micro y unas pequeñas nociones sobre montaje (YouTube aporta herramientas muy intuitivas para la edición). ¿Qué queda? Pues queda un punto importante que muchas veces es la preocupación número uno de cualquier pyme que se lanza a producir contenido en un canal nuevo: ¿qué contar?

Lo habitual en estos casos de duda pasa por recurrir a lo que se conoce. Y suelen ser dos cosas: los productos que se venden y la propia compañía. Es decir, se acude al Yo, yo y yo (este tema lo retomaremos más adelante).

Problema

Las redes sociales no pueden ser solo el escaparate virtual de tu marca. Antes era suficiente con ofrecer en las redes lo mismo que ofrecías en la web pero en forma de tuit o de collage ingenioso en Instagram, y esperar que ese contenido fresco fuera suficiente para llamar la atención de los compradores.

Hoy esto no vale, y el usuario de las redes sociales espera algo distinto. Por lo pronto, que no se note que estás vendiendo algo.

Solución

Crear contenidos sobre tu especialidad que no sean publicitarios, contenidos que aporten valor. Piensa en branded content, por ejemplo.

Imagina una tienda de ropa deportiva. Lo fácil sería publicar vídeos con las novedades de temporada y las ofertas. Más interesante sería que alguien, preferiblemente un experto (que puede ser el propio vendedor si tiene los conocimientos necesarios para serlo), diera consejos sobre el mundo del entrenamiento físico. ¿Imaginas cuál de las dos opciones valorará más la audiencia?

Ventajas

Las personas tendemos a desconfiar de los vendedores que llegan sin ser llamados. Si notamos que alguien nos quiere vender algo, enseguida levantamos un muro de escepticismo.No ocurre lo mismo si el acercamiento lo iniciamos porque pensamos que esa persona, o ese canal de YouTube, tiene algo útil que ofrecernos.

El customer journey moderno ofrece rutas alternativas que no buscan despertar un inmediato deseo de compra, sino beneficios a largo plazo como desarrollar una implicación consumidor-marca.

Riesgo

Concentrarse en contenidos especializados y olvidar que el objetivo principal es vender.

Convierte en entretenidos incluso los contenidos corporativos

¿Recuerdas el Yo, yo y yo al que aludíamos unos párrafos más arriba para hablar de los contenidos corporativos y cómo recomendábamos dedicar los esfuerzos a grabar contenidos de alto valor? Pues dejemos algo claro: los contenidos corporativos también son necesarios.

Que un taller de coches publique vídeos con consejos para realizar un mantenimiento casero sin pasar por el taller es perfectamente compatible con que publique vídeos explicando cómo funciona su negocio y qué lo hace diferente.

No se trata de enfrentar contenidos que aportan valor contra contenidos corporativos. Los primeros atraerán a la gente a tu canal aunque no quieran comprar lo que vendes. El contenido corporativo reforzará la identidad de la marca y potenciará que se distinga tu negocio del resto. Los vídeos corporativos no serán los más vistos, pero serán útiles.

Problema

Nadie quiere ver la versión en vídeo de secciones del tipo Quiénes somos, La Empresa o Lo que dice la prensa sobre la empresa; de verdad, nadie quiere ver algo así y tú tampoco deberías querer grabarlo. ¿Qué se puede hacer entonces?

Solución

Aquí la clave no es tanto qué contar como quién lo cuenta y cómo lo cuenta. La esencia es la misma que en Quiénes somos, pero el matiz es importante. ¿Tienes una tienda de golosinas?

Graba a la persona fundadora contando cómo creó la tienda y cuál es su chuchería favorita. ¿Tienes una ecommerce de calzado? Haz un vídeo explicando las condiciones de envío. ¿Y un top10 de curiosidades sobre tu empresa para celebrar los primeros 1.000 seguidores?

Ventajas

Esos vídeos no acumularán miles de visitas ni una masa de usuarios los compartirá, pero, si están bien hechos (son honrados y técnicamente aceptables), esos vídeos conectarán con la audiencia.

Piénsalo: no es lo mismo que leas un rótulo con la promesa de reembolso garantizado en caso de que la compra no cumpla tus expectativas que ver un vídeo donde aparezca el fundador de la tienda y te diga lo mismo mientras te mira a los ojos a través de la pantalla.

Riesgo

Crear una galería de vídeos con empleados leyendo con voz monocorde mensajes genéricos sin emoción alguna. (En este punto probablemente sea adecuado externalizar esta tarea y contar con profesionales, al menos para la elaboración de los guiones).

Mejora el posicionamiento de tu web gracias a Google

Google no solo es la empresa propietaria del buscador más utilizado del mundo, también lo es del segundo buscador más utilizado del mundo: YouTube. Y esto tiene importantes consecuencias desde el punto de vista del posicionamiento.

Si tu empresa y tu competencia tratáis el mismo tema, pero tú lo haces en vídeo y ella en texto, Google te va a echar una mano a ti. Porque para el buscador estadounidense el vídeo prima sobre la palabra escrita (en algunas búsquedas incluso los primeros resultados son solo vídeos) y porque Google tiende a favorecer el posicionamiento de YouTube sobre otras fuentes.

Problema

“¿He leído posicionamiento? ¿Acaso estamos hablando de SEO? Suena complicado”. Pues no lo es. El SEO funciona a varios niveles de complejidad y el más básico es realmente básico. Solo tienes que usar una serie de palabras clave (keywords) en algunos lugares concretos de YouTube cuando subas el vídeo para que se produzca la magia.

Solución

Si tienes ciertas nociones de SEO, el nivel básico para conseguir un buen posicionamiento en YouTube no te sorprenderá: solo hay que poner atención en el título del vídeo, en su descripción y en las etiquetas, y escribir las keywords que mejor representan el contenido; en un nivel audiovisual, también deberás escoger bien la miniatura que aparecerá como portada del vídeo.

Fácil ¿no? Si quieres profundizar, hay muchos otros consejos para mejorar el posicionamiento en YouTube.

Ventajas

Además de la parcialidad de Google a la hora de poner los vídeos de YouTube por encima de otros resultados, hay otra ventaja importante. YouTube no está tan saturada de contenidoscomo la Web, lo que quiere decir que si haces un vídeo sobre las mejores combinaciones de colores para paredes (porque tienes una ecommerce de pintura), solo por ser un vídeo competirá contra menos contenidos que si fuera un texto.

Además de lo anterior, tu propia web también puede beneficiarse de las ventajas relacionadas con el SEO de YouTube si incrustas los vídeos en tu web. No lo olvides.

Riesgo

No planificar bien la estrategia de SEO (aunque sea a ese nivel básico) y no sacar partido a esta ayuda que brinda YouTube y cuyo beneficio supera con creces el esfuerzo de pensar bien qué keywords escoger.

Una de las ventajas de que las grandes tecnológicas como Google, Facebook o Amazon hayan optimizado la obtención y análisis de los datos de sus usuarios es que, en ocasiones, toda esta infraestructura para aprovechar los datos llega al gran público. Y gratis.

En el caso de YouTube, es posible conocer no solo cuántas personas ven los vídeos y su procedencia, su edad y su género, sino también métricas que dejan entrever interesantes detalles cuando se cruzan.

Por ejemplo: puedes analizar quiénes han visualizado el vídeo de un producto, o de un consejo/tutorial relacionado con una rama de productos, y ver su edad, procedencia y género, entre otras características.

Problema

“Así que ahora hablamos de métricas. Hemos pasado del SEO a las estadísticas directamente. Suena demasiado complicado”. No lo es.

La clave para no perderse entre las inmensas posibilidades que ofrecen los datos que brinda YouTube está en la planificación. De verdad, solo tendrás que hacer un pequeño esfuerzo al principio, y lo que obtendrás valdrá la pena.

Solución

Pregúntate qué información quieres obtener: ¿la procedencia de tus potenciales clientes? ¿su edad? ¿los productos que más atención reciben? ¿los que más expectación generan?

Comienza con cuatro o cinco preguntas y busca entre los datos las respuestas. Verás lo útil que resulta. También pregunta directamente a tu audiencia para que respondan en los comentarios.

Ventajas

Que un vídeo sobre un producto tenga miles de visitas no asegura miles de ventas, pero es indudable que si tiene un alto número de espectadores es porque existe un gran interés por un tema o por un producto. Quédate con eso. Son pistas de primera mano que pueden ayudarte a la hora de planificar tus estrategias de ventas.

Riesgo

Sucumbir ante la abundancia de datos y no saber sacar todo el jugo a esta información sobre tu audiencia. Como ves, YouTube es mucho más que esa plataforma de vídeos. Te permite llegar a todo tipo de audiencias, te anima a hacer contenidos útiles y entretenidos (incluso los corporativos), potencia el SEO de tu web y hasta te facilita pequeños estudios de mercado que pueden serte muy útiles.

Si tu empresa todavía no tiene un canal en YouTube, valóralo y piensa en todo lo que podrías obtener.

Programa 16

Te pediste el programa …

Escuchalo acá!

Canal de YouTube

Social Media Lab en Spotify

Instagram Mixel

Facebook Mixel

Instagram Maria Laura

Facebook Maria Laura

Instagram Radio Trend Topic

Facebook Radio Trend Topic